T. 93 836 43 80  Av/ Diagonal, 384 Barcelona

7 tratamientos antiedad sin cirugía

tratamientos antiedad sin cirugía

7 tratamientos antiedad sin cirugía

La exposición al sol, una vida sedentaria, malos hábitos alimenticios y el paso del tiempo estimulan el envejecimiento prematuro de la piel, causando arrugas y flacidez. Afortunadamente existen muchos tratamientos antiedad sin cirugía que pueden rejuvenecer el aspecto del rostro considerablemente.

En Inout queremos ayudarte a cuidar tu piel para que luzcas mejor cada día, por eso te explicamos cuáles son los mejores tratamientos rejuvenecedores sin cirugía.

 

Tratamientos antiedad sin cirugía muy efectivos

No necesariamente tienes que someterte al bisturí para combatir los signos de la edad. Con estas alternativas que ofrecemos en nuestro centro estético en Barcelona, conseguirás excelentes resultados sin pasar por quirófano.

Peeling orgánico

El peeling orgánico es una técnica de exfoliación o descamación de las capas superficiales de la piel a través de ácidos naturales. Este tratamiento ayuda a eliminar las células muertas para activar una regeneración celular, lo que ofrece como resultado una piel más luminosa, joven y sana.

El peeling orgánico es muy efectivo gracias a que estimula la producción de nuevas fibras de colágeno y elastina, sustancias responsables del tono y la firmeza de la piel. Además, entre sus beneficios resalta la limpieza profunda de los poros, lo cual ayuda a eliminar el sebo acumulado en los mismos, principal causa de la formación del acné.

Este tratamiento es muy utilizado para eliminar manchas y cicatrices en la epidermis causadas por el sol o por el envejecimiento. Al eliminar las capas superficiales de la piel, el peeling orgánico activa la circulación sanguínea, lo cual permite que el tejido absorba mayor cantidad de nutrientes del fluido o provenientes de cosméticos y mascarillas.

El ácido que se emplea durante este tratamiento puede variar según las necesidades de la persona. Se puede realizar un peeling orgánico con ácido glicólico, sustancia proveniente de la caña de azúcar, con ácido láctico, que se deriva de la leche vegetal, con ácido kójico, que se extrae del sake japonés, y con ácido mandélico, que proviene de las almendras. Cada una de estas sustancias ofrece propiedades distintas, por lo que solo un especialista en cosmetología o dermatología podrá determinar cuál debe aplicarse en cada tipo de piel.

Tratamiento de láser

El uso de la tecnología láser es uno de los mejores tratamientos antiedad sin cirugía. Esta técnica permite tratar al mismo tiempo una serie de afecciones como manchas, vasculares rotos, arrugas, discromía, telangiectasias superficiales, eritemas de la rosácea y cualquier otro síntoma causado por el fotoenvejecimiento.

En la actualidad, el rejuvenecimiento de la piel con tecnología láser es uno de los tratamientos más demandados. Cuando el problema son las arrugas, se recomienda preferir aplicaciones menos abrasivas, pero que ofrecen resultados impactantes desde la primera sesión.

El tratamiento rejuvenecedor con láser reduce considerablemente los primeros signos del envejecimiento, difumina arrugas viejas, no genera ningún tipo de incapacidad física y, lo mejor de todo, sus resultados evolucionan con el tiempo.

Tratamiento de colágeno

El cuerpo humano produce colágeno de forma natural, sin embargo, a partir de los 30 años la producción de esta sustancia empieza a disminuir, causando los primeros signos de flacidez en la piel y trayendo como consecuencia la formación de las primeras arrugas.

Afortunadamente con el tratamiento de colágeno podemos reponer el déficit de esta sustancia en el organismo. Dicha terapia consiste en realizar una exfoliación profunda con oxígeno y agua salina para preparar la piel para que absorba de mejor forma una mascarilla a base de colágeno marino, ácido hialurónico y elastina.

Esta mascarilla a base sustancias orgánicas permite frenar la oxidación de la piel y proporciona resultados como la tensión del tejido flácido, alisamiento de la piel, hidratación de la epidermis y mejora del aspecto de las arrugas.

Tratamiento regenerante con probióticos

La pérdida de volumen y tono de la piel son los principales signos del envejecimiento. Esta condición da paso a la formación de arrugas y líneas de expresión. El tratamiento con probióticos es una excelente alternativa para estimular la regeneración celular, aportando energía y oxígeno a la piel para evitar el envejecimiento prematuro. La renovación de células en el tejido ofrece un rostro mucho más sano, hidratado, saludable y firme.

Tratamiento antiedad con oxígeno

La deshidratación y oxidación de la piel aceleran la aparición de surcos y arrugas en la misma. Para evitar este escenario se puede emplear un tratamiento antiedad con oxígeno, esta terapia consiste en realizar una exfoliación de las capas superficiales de la piel a base oxígeno y agua salina con el objetivo de preparar el tejido para absorber de mejor forma nutrientes y sustancias regenerativas como el colágeno y la elastina.

Botox                 

Entre los tratamientos rejuvenecedores sin cirugía resalta la aplicación de Botox, debido a que ofrece resultados inmediatos para mejorar la apariencia de arrugas dinámicas, que son aquellas que aparecen como consecuencia de la gesticulación o el movimiento de un músculo.                              

La toxina botulínica, comercialmente conocida con el nombre de Botox, es una sustancia que paraliza los músculos para impedir la contracción temporal de los mismos y, por lo tanto, prevenir la formación o la agudización de arrugas dinámicas.

El Botox se recomienda más como un tratamiento preventivo que como una terapia antiedad, aunque puede aplicarse en pieles donde ya han aparecido las primeras arrugas para evitar que estas empeoren su aspecto. Lo ideal es iniciarse en el uso del Botox a partir de los 30 años, cuando la piel no ha sido víctima del mayor déficit de colágeno y resulta muy efectivo paralizar aquellos músculos donde la gesticulación es excesiva en pro de prevenir la formación de una arruga a futuro.

El Botox se aplica en la frente, el entrecejo y al lado de los ojos, lugar donde aparecen las conocidas ¨patas de gallo¨. No obstante, esta sustancia no ayuda a rellenar surcos labiales, pómulos ni cuello. Tampoco es útil para tratar la flacidez.

Ácido hialurónico

En los tejidos y órganos del cuerpo humano encontramos ácido hialurónico, una sustancia natural que nuestro cuerpo produce y que, al igual que el colágeno, con el paso de los años se va haciendo deficiente. El ácido hialurónico es uno de los tantos responsables del volumen y la firmeza de la piel, por lo tanto, su carencia se traduce en formación de arrugas y flacidez.

La aplicación de ácido hialurónico en la piel es uno de los tratamientos antiedad sin cirugía más demandados para rellenar arrugas en el contorno y comisura de los labios, mejorar el volumen labial y facial, atenuar surcos alrededor de la boca y combatir la pérdida de firmeza del tejido.

El tratamiento consiste en aplicar la sustancia en la zona a tratar mediante micro inyecciones, el proceso es indoloro y la persona puede hacer su vida como de costumbre después de la sesión.

En Inout contamos con un equipo de profesionales especializados en el empleo de cada uno de estos tratamientos rejuvenecedores sin cirugía, por lo que podemos asesorarte y responder cada una de tus dudas. ¡Visítanos y descúbrelo!

 

 

Resumen
Tratamientos faciales
Tipo de servicio
Tratamientos faciales
Proveedor
Inout Barcelona ,
Avenida Diagnal 384,Barcelona,Barcelona-08037,
Telephone No.93 836 43 80
Area
Rejuvenecimiento
Descripción
¿Quieres mejorar la apariencia de tu rostro sin pasar por quirófano? Con estos 7 tratamientos antiedad sin cirugía podrás conseguirlo efectivamente. ¡Descubre cuáles son!

Dejar un comentario